Paul Steiger: “El español es una lengua muy importante cuando hablamos de periodismo y va a serlo aún más en el futuro”

Continuación de la entrevista a Paul Steiger, Presidente Ejecutivo de la Junta Directiva de ProPublica y Presidente de los Data Journalism Awards (DJA).

Relacionado ⇢ Entrevista a Paul Steiger (1ª parte) “Podemos ver implicaciones estadísticas que prueben que una tendencia es real” #periodismo

Nube de temas de la entrevista a Paul Steiger - mberzosa.com

Nube de temas de la entrevista a Paul Steiger – mberzosa.com

Entrevista a Paul Steiger, parte II:

Millán ⇢ Paul: Por otro lado, más que de móviles estamos hablando de superordenadores en nuestros bolsillos. Una cámara de alta calidad, un dispositivo con giroscopio incorporado que nos permite grabar y visualizar contenidos incluso en 360º… la gente está equipada, ‘empoderada’, con tecnología, que a su vez amplía las posibilidades de nuevos materiales respecto a los que solíamos tener, ¿verdad?

Estoy absolutamente de acuerdo. Hay muchas oportunidades.

Millán ⇢ Paul: Cambiando de asunto, cómo ves las iniciativas en español y portugués, desde el punto de vista periodístico. Quiero decir: la importancia de tener perspectivas diferentes, específicamente, con una mirada hispana, latina… y en particular, desde la influencia de la cultura en español y en portugués.

Sí. Como hablamos con anterioridad, la lengua que más gente habla en el mundo es el chino mandarín. La lengua de los negocios es el inglés. Así que, ya sabes, estos dos son idiomas muy importantes y usados de manera intensa cuando hablamos de periodismo. Pero el español es hablado por un enorme número de gente. Y el portugués… bueno, tienes Portugal y el potencial creciente de Brasil. En cuanto al español, tienes un idioma hablado en Latinoamérica con la influencia de la península ibérica (España)… y en los Estados Unidos. La segunda ciudad con mexicanos en el mundo es Los Ángeles y más y más periodismo está siendo hecho en inglés y en español por empresas periodísticas, también, estadounidenses. Así que creo que el español es una lengua muy importante cuando hablamos de periodismo y va a serlo aún más en el futuro.

Millán ⇢ Paul: Sobre futuro, ¿cómo ves el futuro del periodismo? ¿eres optimista?

Creo que el futuro del periodismo es brillante pero el futuro de muchas empresas periodísticas tradicionales es triste. Ya sabes, estamos en una era de cambios rápidos. Incluido el modelo de negocio que funcionó por 40 años. Cuando yo trabajé para Los Ángeles Times y The Wall Street Journal, la industria era tremendamente rentable y la calidad del reporterismo iba de mejor en mejor. Pero ese modelo se ha ido, porque la industria no tiene el tipo de control sobre las noticias que solía tener. Quiero decir, cuando empecé a trabajar en periodismo en California en los años 60, si querías noticias más allá de un breve titular de TV o radio, y pensando en consumo de información diario, la única alternativa era comprar un periódico. Y eso estaba bien porque los periódicos estaban logrando ser más y más eficientes, incorporando tecnología del siglo XXI, tecnología computacional, tras procedimientos de producción propios de las fábricas del siglo XIX; prensas de hierro, gigantescas, acelerando los productos basados en papel, que luego eran distribuidos por camiones que iban a un barrio, y luego a otro y luego a un barrio más. Y ese proceso evolucionó hasta el punto de cuando yo estaba en The Wall Street Journal, donde había una copia del periódico a las 6 en punto de la mañana, disponible cuando ibas de camino al trabajo o en tu puerta por unos peniques al día. Era un producto barato que te daba justo lo que realmente estabas demandando, tanto si eran tablas de cotizaciones de bolsa o tablones de resultados deportivos; o incluso, si lo que esperabas eran cupones de descuento para usar en tiendas de comestibles. Tú podías obtener eso por un coste que justificaba lo que estabas buscando pero es que además obtenías todo lo demás también. Era un sistema maravilloso, con márgenes de beneficios inmensos. Imagina, en un buen año las empresas de medios podían aspirar a beneficios del 35% o del 15% en un mal año. Alguna gente podría aceptar un 13%.

Millán ⇢ Paul: Y entonces… llega internet.

Lo que hizo internet fue hacer posible que tú pudieras conseguir las noticias y la información cuando quisieras, más rápido, por un precio incluso menor… o incluso, gratuitamente. Te cuento mi relación con USA TODAY, cuando salió el USA TODAY, que me resultó interesante cuando yo por aquel entonces estaba The Wall Street Journal. Nosotros fuimos el segundo diario más grande en Estados Unidos por circulación en competición directa con USA TODAY así que obviamente le prestaba atención, pero también como lector yo iba, la verdad, por su sección de deportes, porque es algo que me encanta y ellos tenían más información en detalle y más información de deportes que The New York Times y otros periódicos en Nueva York donde yo estaba en ese entonces. Pero con el paso de relativamente pocos años, diez o quince, a través de internet encontrabas todos los resultados de partidos que quisieses pero además vídeos, información añadida, historias detrás de los partidos, y en vez de tener que esperar a la mañana siguiente lo tenías apenas unos minutos después de que el partido hubiese terminado. Así que pasé de no leer el USA TODAY a leer el USA TODAY, en particular su sección de deportes, todos los días… a luego nunca leerlo, salvo cuando me pillaba en un avión y entonces volvía a leer la sección deportiva de ese diario. Y todo, en un periodo de tiempo relativamente corto. Lo que vemos es la transformación, que internet ha reemplazado muchos de nuestros requerimientos en cuanto a las noticias, y ahora la gente va a tener que aprender cómo obtener beneficios haciendo eso para continuar pagando redacciones profesionales, y creo que lo lograrán.

Millán ⇢ Paul: Así que este es un gran reto, en esta era de transformación, en la que las audiencias probablemente son mayores a lo imaginado nunca pero en la que los ingresos están en entredicho. Sin duda, el modelo de negocio, una de las grandes preguntas.

Efectivamente, y además la gente que está obteniendo los ingresos es gente diferente, en lugar de ser directamente los periódicos, ahora encontramos también a Google y Facebook recibiendo los ingresos por publicidad, en lugar de las organizaciones de medios ‘legacy’ (nota: ‘legacy media’, medios de comunicación maduros, tradicionales, calificados así muchas veces con connotación de medios con difícil permeabilidad a lo nuevo), obteniendo por sí solas solo parte de los ingresos por la circulación de las noticias. Y además los ingresos están yendo a startups. Por ejemplo, a Politico.

Millán ⇢ Paul: Un momento de cambio, sin duda. Con nuevos actores. Solo una última cuestión, apurando los últimos minutos que nos quedan, y en relación a los Data Journalism Awards (DJA), competición que presides. Me gustaría que compartieras algunas palabras para animar en el último momento a aquellos aún remisos a hacerlo, justo en el tramo final de la convocatoria. ¿Cuáles son las ventajas de participar en los DJA?

Creo que las ventajas son gigantescas. Para la sociedad, la sociedad entendida globalmente, y para los periodistas. En primer lugar, el periodismo de datos es algo que trasciende el lenguaje, que entra de manera más fácil que el periodismo narrativo. Porque los datos pueden ser presentados gráficamente y con números, y a la vez puede ser comunicado de manera también más sencilla en diferentes idiomas, prestándose a ser traducido. Me refiero, en comparación a una historia solo escrita en una revista, por ejemplo. Así que puedes tener una competición útil y significativa, que cruza fronteras y cruza lenguajes. En segundo lugar, las técnicas de periodismo de datos que son empleadas para acometer los trabajos pueden ser útiles y utilizadas en Argentina, pueden ser empleadas en China o en España. Por lo tanto: atendiendo a los mejores entre los mejores, en tanto que los Premios de Periodismo de Datos (DJA) es justo lo que buscan, tú puedes aprender nuevas técnicas que pueden ayudarte a servir a tu audiencia de un modo mejor y de forma más rápida, en vez de requerir años, a través de mecanismos como los DJA, obtienes aprendizaje. Y la tercera razón, hay una creciente comunidad global de periodistas especializados en periodismo de datos, y con realidades como estos premios o la cumbre mundial donde se entregan, organizada por Global Editors Network, la gente se conoce entre sí, a veces cara a cara, a veces por Skype, o email… comparte ideas y promueve los valores del periodismo y multiplica la notoriedad de técnicas que pueden ser provechosas para todos. Participar supone una espléndida contribución a la profesión, con impacto global.

Millán ⇢ Paul: Y también en términos de reputación, es un premio muy interesante para recibir reconocimiento. Incluso desde regiones más pequeñas pueden demostrar que ellos pueden tener altos estándares de calidad.

Absolutamente.

Millán ⇢ Paul: ¿Hay algo que te gustaría añadir?

La verdad es que he disfrutado mucho. Solo añadiría que incluso si te presentas y no ganas, el premio es tu trabajo.

Muchísimas gracias y nos vemos en unos meses.

(*) ‘Data Journalism Awards’ es una iniciativa de Global Editors Network (GEN). El autor colabora externamente con GEN desde 2012. Jurado en tres ocasiones en los ‘Hackdays’ de medios nacionales y en la final mundial de junio en Barcelona. ‘Media partner‘ (2013-14-15-16-17) de la Cumbre GEN Summit. Desde 2015, responsable de Google News Lab para España y Portugal, en el marco de la Digital News Initiative, con empuje de capítulos locales ‘Editors Lab’ by GEN en España y Portugal en la temporada 2016-17. Es además ‘media partner‘ de la competición ‘Data Journalism Awards‘.

TwitCount Button

** Al final, motivos poderosos para no dejar de participar antes de que venza el plazo (DJA 2017, hasta las 23:59h GMT del 7 de abril lunes 10 de abril)**.

** Actualizado el 7 de abril; prolongación de plazo para los DJA en tres días.

Tags: , ,

Deja un comentario