Entrevista a Paul Steiger (primera parte): “Podemos ver implicaciones estadísticas que prueben que una tendencia es real”

Paul Steiger, GEN Summit (GEN)

Paul Steiger, GEN Summit (GEN)

Entrevista a Paul Steiger, Presidente Ejecutivo de la Junta Directiva de ProPublica y Presidente de los Data Journalism Awards (DJA). Conversación de una hora mantenida a final de marzo  y entrevista de media hora una semana después, cuya primera parte es reproducida a continuación, traducida al español.

Premios DJA de periodismo de datos: SE BUSCAN periodistas y redacciones innovadoras… (DJA 2017, hasta las 23:59h GMT del 7 de abril 10 de abril)**.

Parte I de II. Paul Steiger-Millán Berzosa, media partner Data Journalism Awards*.

Millán ⇢ Paul: ¿Cuál es el nuevo papel de los humanos en un contexto de máquinas que aprenden a hacer más y más cosas?

Ciertamente los humanos continuarán teniendo un rol en el futuro inmediato y tendrán un rol ayudando a enseñar a las máquinas a aprender, guiarlas en lo que supone solventar problemas que surgen en ese aprendizaje cuando quisiéramos que aprendieran algo diferente. Quiero decir, por ejemplo, los coches que se conducen a sí mismos; vemos que la gente está preocupada acerca de si desarrollan su propio concepto de la ética, sobre la acción correcta a acometer si hay un accidente que acaba con todas las personas que van en el vehículo, o en el caso de causar un accidente que acaba por ejemplo con un científico que iba caminando por la calle. Quizá querrías adoptar una vía alternativa… en fin, lo que creo es que habrá cuestiones éticas, sobre cómo el proceso de aprendizaje podrá seguir avanzando… todo el tipo de cosas que pueden beneficiarse de la interacción con humanos.

Millán ⇢ Paul: Pero sí hay aún espacio para los humanos…

Al menos en mi tiempo de vida, porque soy mayor que tú.

Millán ⇢ Paul: Bueno, uno nunca sabe (risas). Dicen ‘carpe diem’, ‘tempus fugit’, del latín. También estuvimos hablando hace una semana del periodismo de datos y cómo suelo decirle a los alumnos que el periodismo es con datos y que, por tanto, como concepto, quizá, es menos nuevo de lo que parece.

Yo creo que eso es así pero destacando lo que es nuevo, la velocidad a la que los datos pueden ser aprovechados, ‘crunched’ (‘Data Crunching’ es un método basado en automatismos para procesar grandes cantidades de datos e información), la flexibilidad para interconectar bases de datos para que colaboren de una manera provechosa. Se ha movido tanto hacia la continuidad que el cambio es cualitativo. Las cosas que como periodistas podemos hacer con datos hoy son cualitativamente diferentes de lo que era posible cuando estaba editando The Wall Street Journal hace diez años. Lo que esto significa es que ahora tenemos la habilidad no solo de recolectar anécdotas y ponerlas juntas y sugerir que hay una tendencia emergiendo; podemos no solo entrevistar a analistas y expertos e intentar obtener su percepción de que una tendencia está surgiendo, sino, nosotros, podemos crear bases de datos y podemos ver implicaciones estadísticas que prueben que una tendencia es real… Y sobre esto, acuérdate del ejemplo que hablamos la última vez.

Millán ⇢ Paul: Sí, un ejemplo clarificador, podrías comentarlo un poco ahora.

Ese ejemplo de cuando tuvimos un chivatazo sobre la oficina del Departamento de Justicia americano, la que es responsable de recomendar personas al Presidente para que se les conceda el perdón. El chivatazo apuntaba que este grupo, deliberadamente o no, estaba mostrando un sesgo en sus recomendaciones. El sesgo mostraba que era más probable para la gente blanca lograra un perdón, quiero decir, una recomendación para obtener el perdón desde esa oficina, en comparación con la gente ‘de color’ (de raza negra) que había cometido crímenes similares y en similares circunstancias. En los viejos tiempos no había manera de sacar esta historia adelante, sin gente dispuesta a hablar públicamente, y sin datos que comprobar, pero lo que tuvimos posibilidad de hacer fue, primero, ganar una demanda legal que forzó al Departamento de Justicia a revelar, no sólo la gente que había obtenido el perdón, sino la gente que los había solicitado pero resultaron rechazados. Bien, justo esto podíamos haberlo hecho antes, pero lo que no podíamos haber hecho es tomar una muestra aleatoria de toda la gente que había solicitado perdón, ponerlo en una base de datos y, combinándolo con reportes (buscando gente por su nombre y asegurándote de que esos nombres corresponden con esas personas, no alguien que simplemente tenga un nombre similar al que pidió el perdón), recolectar todos los datos, y realizar análisis regresivo de manera masiva. Cuando lo hicimos, vimos que los resultados mostraban que en un alto grado de fiabilidad, había cuatro veces más posibilidades de que obtuvieras una recomendación de perdón si eras blanco a si eras una persona ‘de color’ (de raza negra). También se prestaba a contar anécdotas para que los lectores se identificaran con la historia pero, por primera vez, pudimos probar algo que no habríamos podido probar en el pasado. Esa ha sido una gran transformación en apenas diez años de lo que podríamos haber hecho diez años antes.

Ver: Presidential Pardons Heavily Favor Whites

Millán ⇢ Paul: Es una historia que impresiona. Y desde luego la posibilidad de verificar realidades, con acceso a datos pero verificando que los datos se leen bien. En este caso, que efectivamente la gente corresponde con quien crees; en el ejemplo, gente de raza negra. Historias… con importancia del ‘fact-check’.

Absolutamente correcto. Otra historia que nuestra gente hizo fue obtener la base de datos de todos las enfermeros en California y, luego, obtener otra base de datos de toda la gente que había sido condenada por delitos violentos y delitos de drogas. Poniendo en común ambas bases de datos, lo que encontramos, al construir una base de datos conformada por las dos anteriores, de hombres y mujeres enfermeros, fue que estaba tomando años para que los enfermeros fueran despedidos por golpear a sus pacientes o quitar drogas a sus pacientes. Vimos pacientes muertos, pacientes con discapacidad permanente… pero los enfermeros no veían su licencia retirada hasta después de seis años debido a la laxitud burocrática por parte de la agencia que, se suponía, debía garantizar esas licencias. Así que tuvimos que hacer lo mismo: según íbamos teniendo el nombre de una persona que era el mismo que el de un enfermero y que era el mismo que el de una persona convicta por un delito de violencia o de drogas, teníamos que contactar y decirle ¿eres tú la misma persona? En algunos casos veíamos que era la misma persona, en otros veíamos que lo era pero la gente intentaba engañar… El caso es que en un par de casos nos pasó que enfermeros dijeron: gracias a Dios que me han contactado, he estado yendo de hospital en hospital, mi adicción a las drogas ha sido tan mala que he tenido que robar drogas a los pacientes, y cuando fui pillado fui despedido; pude llevar mi licencia a otro hospital para ser contratado, pero yo solo quiero parar, me odio a mí mismo… Por eso es por lo que es importante mantener las tradicionales entrevistas, periodismo de testimonios, con periodismo general; la combinación es inmensamente poderosa. Y lo que pasó cuando salimos con esa historia, en colaboración con Los Angeles Times, que es el mayor diario en California, que puso el tema en primera página, fue que al día siguiente, realmente al día siguiente, el gobernador despidió al consejo de dirección y lo reemplazó por gente con el mandato de arreglar el problema.

Millán ⇢ Paul: Este es un ejemplo muy interesante, con consecuencias, cuando haces un gran periodismo, combinando lo nuevo con lo más tradicional y que acaba siendo útil para la sociedad. Periodismo con mayúsculas. Pasemos ahora a otro de los temas: periodismo móvil. Estuvimos hablando la última vez sobre cómo el móvil está en todas partes. ¿Podrías compartir tu visión actual sobre la importancia del periodismo móvil? Cómo los teléfonos móviles afectan o modifican la manera en que el periodismo es elaborado.

Es un cambio increíble. Piensa cómo hace algunos años, las violentas represiones contra la oposición política al régimen de Irán… no había prácticamente reporterismo tradicional sobre eso. Porque los periodistas eran aplacados o encarcelados por parte de las autoridades. Pero surgieron ciudadanos de a pie que registraron algunas de estas brutalidades con sus teléfonos y gracias a eso circularon por todo el mundo. O la Primavera Árabe, otro caso en el que los teléfonos fueron usados. En EEUU tienes la enorme transformación en la predisposición de la gente a creer a ciudadanos negros reportando haber sido víctimas de abusos por parte de la policía porque la gente ha ido tomado imágenes con sus teléfonos mostrando que el abuso sucede. En el pasado la policía simplemente podía negarlo y no podía ser probado y conductas inapropiadas quedaban sin sanción. Ahora tienen que aceptar que si piensan abusar de la manera en que la policía en ocasiones actúa, tienen un alto riesgo de ser cazados.

Millán ⇢ Paul: Ahora pueden ser grabados cometiendo esas conductas, aunque también, con el denominado ‘periodismo ciudadano’, pasa que de nuevo la verificación de realidades es necesaria, porque alguien puede decir: ¡Hey! esto me está pasando a mí ahora; pero a lo mejor no es de ahora… aquí hay otro reto.

Desde luego. Hay riesgos. El material puede ser alterado y, como apuntabas, las realidades de alrededor pueden ser distorsionadas. Todo esto requiere verificación cuidadosa. Pero el punto es que la oportunidad no existía antes de que tuviéramos este tipo de móviles y ahora sí los tenemos, para mostrar malos comportamientos.

Ir a la 2ª parte (continúa…)

(*) ‘Data Journalism Awards’ es una iniciativa de Global Editors Network (GEN). El autor colabora externamente con GEN desde 2012. Jurado en tres ocasiones en los ‘Hackdays’ de medios nacionales y en la final mundial de junio en Barcelona. ‘Media partner‘ (2013-14-15-16-17) de la Cumbre GEN Summit. Desde 2015, responsable de Google News Lab para España y Portugal, en el marco de la Digital News Initiative, con empuje de capítulos locales ‘Editors Lab’ by GEN en España y Portugal en la temporada 2016-17. Es además ‘media partner‘ de la competición ‘Data Journalism Awards‘.

TwitCount Button

gen17

mediapartners2017

** Actualizado el 7 de abril; prolongación de plazo para los DJA en tres días.

Tags: , ,

Deja un comentario