Hola ‘Huffington Post’, ¿quién eres?

Este 7 de junio puede ser un buen dí­a. Nace un nuevo medio, ‘El Huffington Post‘, la versión española del americano The Huffington Post, tan querido por algunos como vilipendiado por otros. La versión española viene precedida del lanzamiento de otras versiones locales, como es el caso del francés Le Huffington Post, de la mano de Anne Sinclair, esposa del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn. Con gran éxito de lectores, algo que obsesiona a los editores: números, números. Visitas. Clicks. En España, la iniciativa es fruto del acuerdo entre PRISA Noticias con Arianna Huffington, fundadora y a quien hace un año PRISA incorporó al consejo de administración de EL PA͍S, principal diario del grupo. Muchos la adoran. Otros no le perdonan la venta a AOL por mas de 300 millones de dólares. Y hasta hay quien la acusa de predicar una cosa y hacer lo contrario. Tanto, que su modelo es presentado como ejemplo de la precarización del negocio de contenidos (‘La perfecta explotadora’, por Edurne Uriarte, en abc.es). En este sentido, la elegida para dirigir la división española, Montserrat Domí­nguez, dejó clara la postura del grupo (entrevista con la Asociación de la Prensa): todos podrán generar contenidos, pero no todos cobrarán; solo unos pocos (siete en su arranque). Los demás, podrán figurar… los bloggers. Entre ellos, algunos de perfil polí­tico (Alberto Ruiz-Gallardón, Eduardo Madina, Antonio Basagoiti o Patxi López). Veremos en qué queda el cacao entre productos comunicativos, periodí­sticos… y contenidos. Que nazca un nuevo medio es siempre una gran noticia. Y para los que están, un aliciente. Sí­ al buen contenido. Explicado. Analizado. Contextualizado. Y si es contenido profesional, pues… ¿remunerado?

Relacionado: ‘El Huffington Post’, un fenómeno global… (elpais.com)

Relacionado: Blogueros demandan a AOL y el Huffington Post para que les paguen (fayerwayer.com)

votar

Tags:

2 comentarios

  1. A los bloggers no les pagan pero por lo que parece, a los diseñadores tampoco, porque lo de su logo, las fotos y la jerarquía de tipografías no lo hace ni un becario de la especialidad a mala leche.

  2. El gran problema que le veo al Huffinton Post es el que va a hacer trabajar a bloggers por mera promoción. Eso no sería problema si uno escribe por gusto o en grupo para divertirse, pero el mayor problema que le veo es que según ella “no es un trabajo”

    Eso es un insulto, hay gente que puede vivir de bloguear, o al menos sacarse un sueldo extra, si se lo curra bien. Un post requiere horas que no puedes dedicar a otras cosas y sí es un trabajo muy dedicado como para que un medio que va a tener éxito no pueda pagar medianamente bien a sus blogueros, que son los que le van a hacer ganar dinero

Deja un comentario