Los editores, ‘la cosa’ de Internet y el clavo ardiendo de las tabletas


Autopromo en papel: "Un traductor en 37 idiomas y 200 juegos, en la oferta de servicios y ocio (..) herramientas prácticas y lúdicas"Imaginemos que un diario nacional nos cuenta que su web es ahora mejor, que tiene muchos juegos y un acceso a un diccionario que incluye “vietnamita, hebreo o letón”. Y un horóscopo online, también. Y acompaña una frase de esas en clave comercial: “el mejor mundo virtual para vivir mejor en el real”. Pues son citas reales. ¿Y el periodismo? Eso también, o en muchas ocasiones. Pero que se lo digan a los de márketing, que dicen que “lo que vende es lo otro”. En ABC, La Razón… pero también en El Mundo o El Paí­s (que asegura querer ser igual con independencia del soporte). Donde hay quien dice que la forma de diferenciarse con la web son los servicios: “Que dan páginas”. ¿La actualización del contenido, al instante? Por supuesto. De acuerdo. Mucho. ¿Calidad? Sí­, pero sin pasarse, parecen decir. Su argumento: que aún es el papel quien produce más ingresos. Hasta te cambian el tema: “¿Has visto el nuevo diseño?”. La web también da ingresos, cada vez más €¦ pero a otro nivel. Luego te explican: Igual que en los informativos en radio y televisión la meta es la audiencia, cuanto mayor mejor, o como en el papel el objetivo pasa por el mayor número de lectores posible y la tirada, en la web manda el click (añádase tono y gesto de convicción).

Visto así­, parece tener sentido. Que uno escribe para ser leí­do, uno habla para ser escuchado, uno emite para ser visto. Y uno asoma contenido para ser ‘clickeado’. ¿Por quién? ¿Hacemos caso a quienes nos cuentan que más de la mitad del tráfico no es humano, sino de robots o motores de búsqueda automáticos? Solo falta que la otra mitad sean juegos y consultas de horóscopo. Menudo ‘plan’ sostenible, diremos. Y es aquí­ cuando surge, de nuevo en el horizonte, el clavo ardiendo de las tabletas. Y el contenido. Contenido, contenido, contenido, como respuesta. Y el gran intento de mejorar la manera en que los editores dan salida a las noticias en papel (disponibilidad en digital, previa suscripción, a través de Kiosko y Más y Orbyt). Lo último, la opción ‘SmartFlow’, que convierte los pdfs al formato del dispositivo. Aun con una usabilidad por mejorar, alienta más que el diccionario.

votar

Tags:

Un comentario

  1. Lo peor es que te agarras al clavo, que quema mucho, o te caes con todo el equipo, y aún así veremos. El problema es que en los periódicos la redacción ya no es quien manda. O me equivoco?

Deja un comentario